HENRY PURCELL      AN EVENING HYMN

C A N T O S   D E   V Í S P E R A S   E   H I M N O S

 

SEMANA SANTA 2020 ~ CICLO de MÚSICA SACRA del AYUNTAMIENTO DE MADRID


HANDEL ORATORIO CHOIR • ENSEMBLE BARROCO DE LA HANDEL ORATORIO SOCIETY
CORO DE NIÑOS Y JÓVENES • SOLISTAS (SATB) • DIRECCIÓN: OSCAR GERSHENSOHN

 

Martes 7 de abril de 2020, Real Colegiata de San Isidro, Madrid

P R O G R A M A

Solistas, Coro, Cuerda y Continuo

Anthem Rejoice in the Lord Alway, -The Bell Anthem- 1684, Z49
(«Regocijáos siempre en el Señor» -Anthem de la campana– Filipenses 4, 4-7)

Anthem O Give Thanks unto the Lord,1693, Z33
(«Oh, da gracias al Señor», Versículos del Salmo 106)

The Blessed Virgin‘s Expostulation, Tell me, some pitying angel (H. Sacra,1693, Z196)
(La súplica de la Virgen, «Decidme, algún ángel compasivo») Soprano Solo y Continuo

Anthem Praise the Lord, O Jerusalem, 1689, Z46
(«Alaba al Señor, oh Jerusalén». Versículos de Salmos 147, 145 y 65)

 
An Evening Hymn, Now that the sun hath veil‘d his light (H. Sacra, 1688, Z193)
(Himno para el final del día, «Ahora que el sol ha velado su luz») Soprano Solo y Continuo

Anthem O sing unto the Lord, 1688, Z44
(«Oh, cantad al Señor», Versículos del Salmo 96)

 

 

«Superó a todos sus predecesores, pues sus composiciones parecían hablar en un nuevo lenguaje, que, pese a ser diferente… era universalmente comprendido.»

Charles Burney 1776

(Apud Robert King, Henry Purcell, Alianza Música 1996)

 

HENRY PURCELL nació en Londres, de donde nunca se movería, en 1659, y siendo aún niño perdió a su padre, Caballero de la Chapel Royal. Fue entonces cuando quedó a cargo de su tío Thomas, también Caballero de la Capilla del rey, quien gestionaría la admisión de su sobrino como miembro del coro. Es allí donde nuestro Purcell crecerá con la experiencia de niño cantor del coro de la capilla, lo que le permitirá disfrutar de una estrecha cercanía con el mundo también de los instrumentos, y especialmente, con las obras de los antiguos compositores de la mejor tradición inglesa, (desde el medievo a Thomas Tallis o William Byrd, por citar solo algunos).

Allí recorre un largo camino de aprendizaje hasta que con 22 años es nombrado Maestro organista y compositor de la Chapel Royal; a partir de esta época y durante un largo período dedica sus esfuerzos exclusivamente a la composición de música sacra.

En la escritura de los Anthems —cuyos textos se basan en su mayor parte en Salmos—, Purcell se inspirará en los modelos musicales franceses e italianos, creando a su vez un estilo nuevo y único, el del barroco inglés, cuya influencia se hará sentir a lo largo de los siglos no solo en las islas británicas.

En los conocidos como Verse Anthems encontramos una sucesión de sinfonías, participaciones solistas y el tutti donde se incorpora el coro. Toda esta amplitud de medios permite a Purcell jugar con un sinfín de matices y colores que hacen de manera evidente el sentido de cada uno de los versos bíblicos.

Solo como ejemplo de su inspiración mencionamos aquí la Sinfonía que abre el Anthem Rejoice in the Lord Alway, conocido como el «Himno de la campana». Al respecto, dirá el especialista Robert King: «En el deslumbrante preludio inicial, el tañir de las campanas se oye por doquier, y no solo en las partes de bajo, […] sino también en las partes superiores, en las que la yuxtaposición de las jubilosas escalas consigue impregnar la música de un agridulce espíritu».

Con escritura para voz aguda y continuo, y de carácter muy declamativo que en ocasiones recuerda a la música teatral, son estas dos piezas contenidas en su colección Harmonia Sacra: The Blessed Virgin’s Expostulation y An Evening Hymn; la primera, un grito desgarrador de una madre, María, cuando Jesús se pierde en el Templo en Jerusalén, y la segunda, un íntimo canto de paz como cierre para el día.

Estamos ante uno de los grandes compositores de la historia. Admirado —incluso idolatrado— por sus contemporáneos, parte de su obra queda aún por descubrir y disfrutar. No en vano el pueblo inglés escribe este epitafio que reza en su tumba: «Aquí yace el honorable H. Purcell, quien dejó esta vida y ha ido a ese lugar bendito, el único en el que su armonía puede ser superada».

Oscar Gershensohn

Director Handel Oratorio Society